el valle sur en cusco

El Valle Sur Tipón, Pikillacta y Andahuaylillas en Cusco

Cusco, el “ombligo del mundo”, parece ser una fuente inagotable de atractivos destinos. Algunos muy conocidos como: Machu Picchu, Sacsayhuamán, el Valle Sagrado; otros, no tanto, como el circuito de Tipón, Pikillacta y Andahuaylillas ubicados en el Valle sur, una extraña conjunción de restos prehispánicos y españoles, evidencia de la fusión cultural de la antigua capital del imperio incaico.

Valle sur | lugares turisticos

Tipón, Pikillacta y Andahuaylillas, son uno de los tantos destinos turísticos que se ofrecen en Cusco, con la intención de satisfacer a los viajeros, deseosos de conocer todos los atractivos de la ciudad de raíces prehispánicas, conocida como la “Capital Arqueológica de América”.

Tipón y Pikillacta destacan por sus edificaciones pétreas, sus canales y sistemas de andenerías, mientras Andahuaylillas, es una preciosa iglesia construida por maestros temerosos de los espacios vacíos, conozcamos un poco mas del Valle sur cuzqueño.

En este viaje la primera parada vendría a ser Tipón, un complejo arqueológico en el que el agua fluye desde lo alto del “apu” Patachuán, por extensos canales de piedra labrados, de origen inca. El torrente cristalino cae caprichosamente en unas pequeñas fuentes, en las que se habrían realizado rituales de veneración al líquido elemento. Pero Tipón no es sólo una muestra de los conocimientos de ingeniería hidráulica alcanzados por los Incas, sino también un lugar encantador, que posee un fabuloso sistema de andenes, en los que la tierra sigue dando pródigos frutos.

Sólo a 12 kilómetros de distancia noes espera nuestra segunda parada, el Parque Arqueológico de Pikillacta (3,350 m.s.n.m.), un conjunto de construcciones prehispánicas, extrañamente bautizado a fines de la colonia con este término en quechua que significa “pueblo de pulgas”. Se desconoce el motivo de la denominación, así como su nombre original.

Inicialmente Pikillacta fue una ciudad satélite de los Wari (siglos VI al XIII d C.) una importante civilización anterior al imperio de los hijos del Sol, quienes asimilaron con gran maestría los logros alcanzados por los Warpa, Nazca y Tiahuanaco. Su dominio llegó, incluso, a las puertas del Cusco, como lo demuestran estas edificaciones esparcidas en 50 hectáreas, aproximadamente. Luego de su inevitable debacle, los Wari fueron reemplazados por los Chancas, un pueblo aguerrido que tuvo que enfrentar al emergente imperio de los Incas, siendo finalmente vencidos. Desde entonces, los hombres del Tawantinsuyo dominaron la ciudad, que fue habitada por los “mitimaes”, los colonizadores de aquellos días.

En este complejo aún perduran numerosas construcciones Wari, que ascienden a más de 700 edificios, 200 kanchas (patios) y numerosas viviendas de hasta de tres niveles, distribuidas en bloques y calles rectas. Se piensa que en sus días de auge, fue habitada por 10 mil personas.  Hacia el oriente se puede admirar la imponente portada de Rumicollqa, donde los visitantes presentaban las ofrendas que habían preparado durante el transcurso de su vida, ya que el “Pueblo de las Pulgas”, era algo así como una antesala de la capital del imperio. En esos tiempos el Cusco era una especie de “meca” del mundo andino. Visitarla, aunque sea una vez, era cumplir el sueño de toda una vida. El hecho de pisar su venerado suelo concedía al peregrino un estatus superior, tanto así que cuando dos personas se cruzaban en lejanos caminos, quien ya había estado en la capital del imperio, era saludado con excesivo respeto.

La última parada del viaje viene a ser el modesto poblado de Andahuaylillas (3,100 m.s.n.m), localizado a sólo 36 kilómetros del Cusco. El nombre sufrió muchas variaciones en el transcurso del tiempo; al principio era conocido como Antawaylla (“padrera cobriza” en castellano), pero el nombre fue cambiado a Andahuaylas, posteriormente se decidió utilizar el diminutivo “Andahuaylillas”, debido a que se podía confundir con el nombre de una provincia de Apurímac.

Andahuaylillas es un rincón andino de fértiles tierras, con gente orgullosa de su hermosísima iglesia, considerada la “Capilla Sixtina de las Américas”, por las invaluables obras de arte que adornan y atiborran su interior. Los murales, pinturas y lienzos lo copan todo, sin dejar espacio para más. Con representaciones de historias religiosas como la de San Pablo, que evidencia las técnicas de la reconocida escuela cuzqueña, o imágenes espléndidas, destacando la “Virgen de la Asunción” dibujada en la cabecera del arco principal, cuya autoría se atribuye al español Esteban Murillo.  Parece que nada se escapa a su incesante decorado, ni las bancas, ni el altar mayor, de inconfundible estilo barroco, y, mucho menos, su cielo adornado de figuras geométricas y flores doradas.

Cerca de la puerta y del baptisterio o pila bautismal, se puede leer una singular inscripción: “Yo te bautizo en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo. Amén”, escrita en los cinco idiomas que se hablaban cuando fue construida: latín, español, quechua, aymara y pukina (una lengua ya extinguida). No se puede dejar de mencionar los sobrecogedores murales a ambos lados de la entrada, donde se hallan representados el camino profano y lleno de atractivos que conduce al infierno y el virtuoso, pero repleto de vicisitudes, que conduce al cielo.

Los excesivos decorados internos contradicen la extrema sobriedad de la fachada, con su pequeño campanario y sus paredes de adobe. El templo edificado en el siglo XVI por orden de los jesuitas- se levanta sobre las ruinas de un lugar sagrado para los Incas.

Andahuaylillas, un templo de escondidas maravillas, donde notables artistas han sabido imprimir su arte mestizo, tan distinto a Tipón y Pikillacta. Sólo el Cusco puede ofrecer en el valle sur este magnífico contaste entre lo andino y lo occidental.

¿Desea conocer el Valle Sur en Cuzco?
Este atractivo turístico viene incluido en los tours:

Tour a Machu Picchu de 6 dias
Tour a Machu Picchu de 7 dias

Si desea un tour solo por el Valle Sur en Cusco puede consultar sobre disponibilidad en nuestra web
Andean Culture – Tours en Cusco

Agregue un comentario