Folklore tradicional de Puno

Las características que distinguen a las personas de Puno, son sus danzas, su música y su naturaleza artística propia de ellos, básicamente procedente de su geografía fría. Su geografía, suele ser hostil para los foráneos, por otro lado es cotidiana para los que viven en ella. El campo de Puno, donde se forjó su identidad y se moldeo su intensidad andina, se quedó estático, ante los cambios de la modernidad conservando su cultura e identidad.

Sin embargo, el arte popular que hoy atesora Puno, es un arte que aún sobrevive desde la época de la colonia, que suma diversos contenidos, como el de los europeos perdidos en el tiempo, donde la cultura de España es filtrada en las vestimentas típicas de los pobladores. El puneño por su linaje es alegre y triste, festivo y profundo, es por eso, que el Altiplano, es una cultura viva, la cual es coreografiada permanentemente, perfeccionando cada vez más sus danzas, las cuales son coreografiadas con sus antiguas vivencias con un toque de ironía única hacia el conquistador.

La virgen de la Candelaria, patrona de la ciudad de Puno.

En el mundo indígena, la figura materna posee una gran importancia vital, incluso desde la época de los incas. La tierra es la Mama Pacha, una divinidad que nos vio nacer, nos alimenta, y la que finalmente guardará nuestros restos. En Puno, la figura femenina materna posee una importancia mucho mayor que la cambiante imagen paterna. Los niños, desde muy pequeños, han aprendido a querer y respetar a esa mujer que les dio la vida y que ahora los lleva en su espalda a dondequiera que vaya, los amamanta y los cuida cada día de su vida, trabaje o no. De allí la importancia de la Virgen de la Candelaria, una hermosa señora que carga a un niño y una canastilla, del mismo modo en que los niños ven cada día hacer a su madre.

La virgen de la Candelaria goza de una gran veneración entre los ciudadanos, quienes la llaman “Mamita Candelaria”. Su fiesta es la más importante de todo el departamento de Puno, la cual dura nueve días llamados “novenario” y prolongada por otros ocho, denominados “octava”. Su día central es el 2 de febrero, y se caracteriza por la holganza y el hartazgo. La virgen luce un vestido nuevo, bordado en oro, y el templo está lleno de flores y cirios. Al mediodía se realiza una solemne misa de fiesta a la que asisten todas las autoridades de Puno, y por la tarde la virgen sale en procesión, su recorrido es por las principales calles de la ciudad y deja una rastro de flores a su paso, mientras es acompañada de varios conjuntos musicales, los cuales, al finalizar el evento, permanecen en la ciudad para crear un ambiente festivo. Los ocho días que suceden al evento central, son una fiesta interminable, en la que cada agrupación de músicos y danzantes intentan superar a su antecedente; los fuegos artificiales son cada vez más espectaculares, la Virgen luce nuevos atuendos, y el último día de la “octava” termina con el cacharpari o despedida. Ese día, la virgen de la Candelaria, sale por las puertas del templo para echar una última vista a su ciudad. Cada conjunto de danza manda a celebrar una misa, la misma que termina con una demostración de baile y música para la patrona. Finalmente, la virgen se retira al interior del templo y la fiesta concluye, con la fe y alegría renovada.

Tours a Machu Picchu – ANDEAN CULTURE
Agencia de viajes en Cusco – Peru

Agregue un comentario