El Valle Sagrado de los Incas

Por la ruta del río Urubamba, se va extendiendo el Valle Sagrado de los Incas, fue en este lugar donde dejaron muestras de sus avanzados conocimientos en ingeniería hidráulica y agrícola: canales, andenes e enredados sistemas de irrigación, que son usados hasta el presente por los pobladores del valle.

Cuando visitamos el Valle Sagrado, nos podemos dar cuenta que casi toda la superficie cultivada está dedicada al maíz, por lo que también es conocido como “el pueblo del maíz”. Son en estas tierras, donde se producen diversas variedades de maíz, por lo que es recomendable, darse un gusto de probarlos.

Pisac, el primer destino del Valle Sagrado.

El primer pueblo que encontramos en nuestro recorrido, es el pueblo de Pisac, también conocido como la puerta de entrada al Valle Sagrado de los Incas. Es recomendable visitar este pueblo, en los días domingos, para poder disfrutar de la colorida feria agrícola y la misa dominical, que se realiza en quechua, según lo manda la tradición colonial. En Pisac tenemos uno de los principales asentamientos incas del valle, compuesto por un intihuatana, varios muros que componían una fortaleza y un templo religioso, todo construido finamente en piedra.

Calca – Yucay – Urubamba

Muy cerca a Pisac se encuentra el pueblo de Calca, un pueblo dominado por la presencia imponente de los nevados Pitusiray y Sawarasy, los cuales eran cerros sagrados para los incas. En Calca tenemos el mercado más importante de la zona, también tenemos su iglesia, que fue levantada sobre pedestales incas y los complejos arqueológicos de Huchuy Qosqo, además de las aguas termales de Machacancha. Si seguimos la margen derecha del rio Urubamba, llegaremos a Yucay, un pequeño pueblo de origen inca, destacando los restos del palacio de Sayri Túpac, el cual fue uno de los incas rebeldes de Vilcabamba, y también destaca su espléndida iglesia colonial.

A la salida de Yucay, podremos llegar a Urubamba, un pueblo ubicado en el centro del valle de los Incas, también es llamado “la perla del Vilcanota”, por su impresionante belleza de su naturaleza, al pie del nevado Chicón.

Las Salineras de Maras y los Andenes de Moray

Si tomamos la ruta sur, podemos llegar a Maras, famoso por sus salineras, que son un conjunto impresionante de terrazas, donde se extrae la sal, desde tiempos prehispánicos. Continuamos hasta Moray, para poder apreciar sus andenes concéntricos, una joya de la ingeniería incaica, formada por un conjunto de terrazas circulares de 150 metros de profundidad, donde, se cree, los incas realizaron experimentos agrícolas.

Chinchero y Ollantaytambo, fin del paseo por el Valle Sagrado

Para finalizar, la visita al Valle Sagrado, tenemos  Chinchero y Ollantaytambo, en el pueblo de Chinchero, que significa “Indio guerrero”, podemos encontrar, un muro inca, situado en la plaza de armas, y que se encuentra decorado con diez nichos trapezoidales en buen estado de conservación. Ollantaytambo es el último pueblo de valle. En este lugar, los incas construyeron un importante centro militar, religioso y agrícola, y en lo más alto del cerro que domina el pueblo, existe una fortaleza, a la que se puede llegar por unas largas escalinatas. Sus muros de piedra y sus terrazas son de una belleza indescriptible.

Visitar el Valle Sagrado de los Incas, nos permite conocer a fondo el modo de vida de los incas, donde existía una armonía única entre el hombre y su entorno, lo cual es un ejemplo para la ecología humana. Un lugar provisto del encanto de un paisaje sobrecogedor iluminado por la llama de la historia.

¿Desea visitar el Valle Sagrado de los Incas?
Tour de 3 días y 2 noches

 

Tours a Machu Picchu – ANDEAN CULTURE
Agencia de viajes en Cusco – Peru

One Comments

Agregue un comentario